Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Beatriz Escudero
Miércoles, 23 de noviembre de 2011

Mirar hacia delante para salir de la crisis

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

"El discurso del miedo a la derecha ni es una solución para la crisis ni cala en una democracia madura como la española."

Pasados unos días desde la celebración de las Elecciones Generales,  quienes hemos sido elegidos para representar a los ciudadanos en el Parlamento debemos hacer un análisis sosegado de los resultados obtenidos en las urnas. Es la voluntad de los ciudadanos la que nos ha de guiar durante los próximos años a la hora de cumplir el programa presentado durante la campaña, y sólo si la tenemos presente y somos capaces de interpretarla correctamente podremos llevar a cabo las reformas que necesita España de manera efectiva.

El 20 de noviembre los españoles han expresado con claridad que querían un cambio de Gobierno. Los ciudadanos han dado un mandato a Mariano Rajoy para que forme un Ejecutivo capaz, preparado, valiente, riguroso y serio que ponga en marcha las reformas necesarias para devolvernos al camino de la prosperidad. El Partido Socialista, por el contrario, ha recibido un duro correctivo en forma de pérdida de apoyo ciudadano.

Lo que se verificó al abrir las urnas y contar los votos era lo que muchos sospechábamos desde hacía tiempo. El PSOE está alejado de la realidad de la calle, severamente afectado por el síndrome de la Moncloa. Los socialistas no han sido capaces de gestionar la crisis desde el Gobierno, pero tampoco han podido elaborar una alternativa fiable para los próximos años. Ni siquiera durante la campaña abandonaron sus intentos de enfrentar a unos españoles con otros -buscaban "pelea" y no la encontraron- y su argumento principal: el supuesto miedo a la derecha. Eso era lo que ofrecían.

Por desgracia, el secretario provincial del Partido Socialista de Segovia, Juan Luis Gordo, parece no haber entendido el mensaje de los ciudadanos como un rotundo rechazo a sus propuestas y un claro apoyo a las del Partido Popular. Su análisis sigue anclado en el pasado y vuelve a apelar al miedo para intentar disimular su fracaso electoral, alertando de que los recortes socialistas se quedarán pequeños en comparación con los que él imagina que hará el nuevo Gobierno.

El discurso del miedo a la derecha ni es una solución para la crisis ni cala en una democracia madura como la española. El resultado electoral pone de manifiesto que los españoles consideran que el Partido Popular es el más indicado para liderar la recuperación, y España necesita que los demás partidos, el socialista de manera especial, miren hacia delante y contribuyan de manera responsable a resolver los problemas de los ciudadanos. Sólo así, juntos, podremos salir de esta situación a la que nos ha conducido el Gobierno socialista.

Beatriz Escudero, diputada nacional electa

Segoviaaldia.es - El periódico audiovisual de Segovia
Segoviaaldia.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress